VEN SIN TARDAR Diciembre 19 2012

“Y os será para testimonio.”

(Lucas 21: 13.)

La vida es semejante a la subida de una elevada montaña, y alienta mucho al corazón que alguien vuelva su cabeza y nos haga señas desde 10 alto. Todos trepamos juntos y debemos ayudarnos los unos a los otros. El trepar por la montaña de la vida es un asunto to serio pero muy glorioso. Para alcanzar la cima se necesita fortaleza y andar con firmeza. La vista se ensancha a medida que nos elevamos. Si alguno de nosotros ha encontrado algo que vale la pena, debe volver su cabeza y llamar a los demás.

A Jesucristo-Ven sin tardar,
Que entre nosotros-Hoy El está,
Y te convida–Con dulce afán,
Tierno diciendo: “Ven.”

¡Oh cuán grata nuestra reunión,
Cuando allá, Señor, en tu mansión,
Contigo estemos en comunión
Gozando eterno bien!

Piensa que El solo-Puede colmar
Tu triste pecho-De gozo y paz;
Y porque anhela-Tu bienestar,
Vuelve a decirte: “Ven.”

Su voz escuchar-Sin vacilar,
y grato acepta-Lo que hoy te da,
Tal vez mañana-No habrá lugar,
No te detengas: “Ven.”

Tomado de: Manantiales en el desierto

L. P. Cowman

WRITTEN BY: Oscar Mauricio Escobar Porras

“Soy un sencillo siervo del Señor, nacido en Bogotá Colombia he debutando como misionero entre las comunidades Indígenas de mi país, también como pastor obrero en la iglesia cruzada cristiana; actualmente me desempeño como médico y misionero en Chile; trabajamos con mi esposa e hijos en esta pagina y emisora de Internet. Nuestro lema y ferviente deseo de nuestros corazones, "Que la Iglesia se vuelva a las sendas antiguas" antes que El Señor tenga que traer lo que no ha querido traer por amor a su pueblo.”