Nigeria: Secuestran a señoritas y escapan

nigeria dos hermanasFuente: VOM EE.UU.
VOM está proporcionando asistencia a dos hermanas que hace poco escaparon de cautiverio en Boko Haram.
Dos hermanas, Kamka, 19 y Naya de 16 años , estaban durmiendo cuando los musulmanes radicales invadieron su casa. Los terroristas armados entraron en la habitación de su hermano y le dispararon en la mano antes de exigir saber dónde estaba el padre de las chicas. Cuando se dieron cuenta de que las dos hermanas no estaban casadas y su padre no estaba en casa, se llevaron a las niñas por la fuerza. El grupo terrorista Boko Haram ha declarado la guerra a los cristianos en Nigeria, atacando con frecuencia aldeas cristianas, quemando las casas de los cristianos y asesinando indiscriminadamente. También secuestran a niñas adolescentes y las obligan a convertirse y casarse con miembros de Boko Haram. Después de forzar a Kamka y Naya a caminar por el bosque apuntándoles con una pistola, los terroristas las pusieron inmediatamente a trabajar,a buscar agua y a cocinar. Unos días más tarde, se les dijo a las niñas que las dos estaban a punto de casarse. “Somos demasiado jóvenes,” Naya protestó. Pero luego el líder les mostró a su hija, una niña de 7 u 8 años, que ya estaba casada. “Si nos negamos a cooperar, nos matarían”, dijo un trabajador a Naya. “El hombre con quien me vi obligada a casarme me llevó. Cogió la pistola y un cuchillo y amenazó con matarme si me resistía. ” Las hermanas lloraron y oraron juntas, sin saber qué sería de ellas. Pero después de dos semanas, una mujer musulmana se apiadó de ellas. Mientras iban a buscar agua con las chicas, les mostró una ruta de escape y les dijo que huyera. Las chicas se escaparon al amparo de la oscuridad. Llamaron a la puerta de la primera casa a la que llegaron, y el propietario aunque era musulmán, el hombre se apiadó de las chicas. Él les permitió bañarse y comer, luego le pidió a su hermana que las llevara a un pueblo cercano que es cristiano. Las chicas estaban traumatizados por su experiencia, pero ahora están razonablemente bien. Dado que no es seguro para ellas regresar a su casa, VOM está proporcionando cuidado para ellas en una casa de seguridad a través de uno de nuestros socios del proyecto. “Doy gracias a Dios de que Él nos ha salvado de las manos de estas malas personas”, dijo Naya. “Todo está ahora detrás de mí y yo no tengo miedo. Yo sólo quiero ahora mirar hacia adelante”. Y Kamka también está agradecida por la protección de Dios. “Estoy muy agradecida de que muchos cristianos oran por mí”, dijo. “A pesar de lo que he pasado, todavía tengo fe en El Señor.” La Voz de los Mártires te invita a apoyar nuestro trabajo en Nigeria. Sus contribuciones ayudan a los creyentes como Naya y Kamka así como la prestación de apoyo a las familias de los mártires y la asistencia médica a las víctimas de los ataques de extremistas.

WRITTEN BY: Yeni Basante

No comments yet.

Leave a reply

Reset all fields